20% descuento
Hobby Consolas 278
PUBLICIDAD

God of War PS2

10 - El desafío de Atlas

Avanza hasta el primero de los pasillos circulares concéntricos que componen la parte central del templo. Llegarás hasta el relieve de una calavara con el hueco de un cráneo en la frente. De momento, entra por la puerta que hay en pared de enfrente. Te espera un pasillo en el que debes evitar los bloques de pinchos que se juntan de golpe, algo bastante fácil (1).

Evita los bloques de pinchos que se juntan de golpe
(1) Evita los bloques de pinchos que se juntan de golpe

Alcanzarás una sala con una piscina en el suelo, en la que debes acabar con unos cuantos arqueros. Empuja la palanca del hueco del fondo (2) y desactivarás los bloques del pasillo, además de hacer aparecer una manivela en en el pasillo del relieve de la calavera.

Empuja la palanca del hueco del fondo
(2) Empuja la palanca del hueco del fondo

Si empujas la manivela, revelarás una gema que dispara un rayo de luz hasta la calavera... Pero aún falta mucho para que este rayo tenga utilidad.

Vuelve hasta el relive del cráneo (ahora los bloques con pinchos están desactivados). Ahora centra tu atención en la manivela. Cuando la haces girar, en realidad mueves todo el templo, lo que permite ir accediendo a diferentes salas por la puerta de al lado. La primera era en la que acabas de estar. Sigue girando y aparecerá otra habitación que da a una pared con el grabado de las musas, pero en la que de momento no puedes hacer nada. Entra en la tercera sala, en la que ves un resplador amarillo y rojo (3) la Espada de Artemisa (4), el espadón que despacha golpes más contundentes, aunque algo más lentos que las Espadas del Caos.

 

Entra en la tercera sala, en la que ves un resplador amarillo y rojo
(3) Entra en la tercera sala, en la que ves un resplador amarillo y rojo

Aquí conseguirás la espada de Artemisa
(4) Aquí conseguirás la espada de Artemisa

Pasa por el portal en el que has conseguido la espada hasta una sala en la que te ataca una horda de soldados. Con la espada de Artemisa puedes despacharlos de unos pocos golpes (5). Después te esperan cuatro medusas (6).

 

Con la espada de Artemisa puedes despacharlos de unos pocos golpes
(5) Con la espada de Artemisa puedes despacharlos de unos pocos golpes

Después te esperan cuatro medusas
(6) Después te esperan cuatro medusas

En esta sala hay dos caminos posibles, uno trepando por la escalera semiderruida y otro avanzando por la puerta de la derecha. Puedes recorrerlos en el orden que quieras, pero es más práctico y primero por las escaleras.

Trepa por ellas y dale su merecido a los soldados que te salen al paso. En el puente, además de luchar con varios soldados, unos arqueros te disparan desde el fondo. Usa contra ellos la Ira de Zeus (7). Avanzado por las vigas hasta una palanca (8).

 

Usa contra ellos la Ira de Zeus
(7) Usa contra ellos la Ira de Zeus

Avanza por las vigas hasta una palanca
(8) Avanza por las vigas hasta una palanca

Antes de activarla, métete en un recoveco a la derecha y abre un cofre de experiencia. Mueve la palanca y baja por la cuerda que has hecho descender. Además de contemplar las cruentas batallas que se libran a tu alrededor (¿estamos en el Hades?), avanza colgado de la cuerda horizontal (9), deshaciendote de los soldados que se te acercan con ella (recuerda que, si los eliminas agarrándolos con Círculo, dejarán un orbe de salud). Al final te espera el escudo de Hades (10), que luego revelará su utilidad.

 

Avanza colgado de la cuerda horizontal
(9) Avanza colgado de la cuerda horizontal

Al final te espera el escudo de Hades
(10) Al final te espera el escudo de Hades

Un campo de fuerza te cerrará el camino a la derecha, y un bloque con pinchos comenzará a avanzar hacia ti por la izquierda. Tienes que acabar con todos los soldados que te acosan antes de que el bloque te aplaste, lo cual no sólo no es difícil, sino también divertido si usas la Espada de Artemisa. Al fondo caen los soldados, y tu contador de golpes puede superar los 100 si tienes un poco de maña (11). Cruza la puerta que bloqueaba el campo de fuerza, salta hasta la plataforma de la cuerda por la que bajaste (12), y ahora úsala para subir.

 

Tu contador de golpes puede superar los 100 si tienes un poco de maña
(11) Tu contador de golpes puede superar los 100 si tienes un poco de maña

Salta hasta la plataforma de la cuerda por la que bajaste
(12) Salta hasta la plataforma de la cuerda por la que bajaste

De nuevo en la sala de la escalera rota, ahora ve por la puerta de la derecha. Tras acabar con una medusa, verás un especie de carretilla con piedras al fondo. Sigue por el camino que sale a la izquierda y acaba con un par de medusas más (13), algunos arqueros y un par de soldados.

 

Sigue por el camino que sale a la izquierda y acaba con un par de medusas más
(13) Sigue por el camino que sale a la izquierda y acaba con un par de medusas más

En la pared de la izquierda hay un grabado con dos guerreros a los que les faltan los escudos. Coloca el de Hades (14).

 

Coloca el de Hades en la pared
(14) Coloca el de Hades en la pared

En el suelo de la sala hay un interruptor: si lo pisas, un panel al fondo se da la vuelta. Vuelve a por la carretilla de las piedras y empújala. No la pongas sobre el pedestal, sino que llévala contigo lo más cerca que puedes del panel móvil (15), y empújala de una patada (recuerda, mantén pulsado L2 y X para dar una patada potente).

 

Llévala contigo lo más cerca que puedes del panel móvil
(15) Llévala contigo lo más cerca que puedes del panel móvil

Cuando se pose sobre el interruptor, tienes un instante para colocarte en el panel giratorio, usando el stick derecho para girar hacia atrás.

Al otro lado del panel hay un nuevo pasillo con soldados. Sube por la escalerilla de la esquina y verás que estás sobre la sala del mural de los escudos. Pasa por la viga para hacerte con el Escudo de Zeus (16).

 

Pasa por la viga para hacerte con el Escudo de Zeus
(16) Pasa por la viga para hacerte con el Escudo de Zeus

Por cierto, la otra viga lleva a dos cofres de Experiencia. Cuando tengas el escudo, baja a la sala y colócalo en el mural (17). Tras él se abrirá un acceso que te lleva a una estrecha escalera de bajada, y a un punto de guardado.

 

Cuando tengas el escudo, baja a la sala y colócalo en el mural
(17) Cuando tengas el escudo, baja a la sala y colócalo en el mural

Sube unas escalerilla hasta una sala cuyo suelo es recorrido por cuchillas giratorias. De momento nada de esta sala te interesa, así que evita las cuchillas y sal por la puerta de la pared derecha (18).

 

Evita las cuchillas y sal por la puerta de la pared derecha
(18) Evita las cuchillas y sal por la puerta de la pared derecha

Acaba con unos cuantos soldados, derriba una pared y supera otro pasillo con bloques de pinchos, en el que caminas sobre una cinta móvil (19)... Como la cinta se desplaza en el mismo sentido que tú, hasta es una ayuda para evitar los bloques.

 

Supera otro pasillo con bloques de pinchos, en el que caminas sobre una cinta móvil
(19) Supera otro pasillo con bloques de pinchos, en el que caminas sobre una cinta móvil

Sube por la escalerilla al final de pasillo y atraviesa una pasarela exterior eliminando unas cuantas arpías. A la derecha está el muro por el que debes escalar (20).

 

A la derecha está el muro por el que debes escalar
(20) A la derecha está el muro por el que debes escalar

En esta escalada, ve primero hacia la derecha, luego hacia arriba y luego a la izquierda. De nuevo, la mejor manera de librarse de los soldados que te atacan en agarrándolos con Círculo (21).

 

La mejor manera de librarse de los soldados que te atacan en agarrándolos con Círculo
(21) La mejor manera de librarse de los soldados que te atacan en agarrándolos con Círculo

En el último tramo, cuando avanzas hacia la izquierda, si bajas a las zonas inferiores encontrarás un par de cofres de experiencia. Al final del camino, mueve un palanca y verás descender ante ti una cadena (22). Pero no te agarres a ella: ve a la siguiente sala.

 

Al final del camino, mueve un palanca y verás descender ante ti una cadena
(22) Al final del camino, mueve un palanca y verás descender ante ti una cadena

Aquí te enfrentas a un nutrido grupo de sirenas y soldados con escudo (23). El problema es que el suelo de la sala tiembla, y al tercer temblor se abrirá y caerás al vacío. Tienes que acabar con lo malos a toda velocidad antes de que esto ocurra, y coger el Cetro de Atlas al fondo de la sala.

Aquí te enfrentas a un nutrido grupo de sirenas y soldados con escudo
(23) Aquí te enfrentas a un nutrido grupo de sirenas y soldados con escudo

Recuerda el combo que rompe los escudos: Cuadrado, Cuadrado, Triángulo. La Ira de Poseidón y la Ira de los Dioses vuelven a ser tus mejores aliadas para ganar tiempo.

Tras conseguir el cetro (24), baja por la cadena y vuelve a la sala de las cuchillas (tendrás que superar el pasillo de la cinta móvil y los bloques: usa el stick derecho para dar volteretas y avanzar más deprisa).

Tras conseguir el cetro, baja por la cadena y vuelve a la sala de las cuchillas
(24) Tras conseguir el cetro, baja por la cadena y vuelve a la sala de las cuchillas

Fíjate ahora en que hay dos palancas en el suelo. Una abre los maderos verticales y otra los horizontales de la puerta del fondo, así que te toca mover primero la palanca que está más a la derecha, correr hacia la que está más adelante a la izquierda y, tras moverla, alcanzar la puerta antes de que se cierre. Y todo ello esquivando las cuchillas. Salta y haz volteretas con el stick derecho para llegar más rápido (25).

 

Salta y haz volteretas con el stick derecho para llegar más rápido
(25) Salta y haz volteretas con el stick derecho para llegar más rápido

Ya tras la puerta, pégate a la pared y avanza por el bordillo (26). Tras otra puerta te espera una sala con arqueros y monitauros. Mueve la manivela cercana a la estatua de Atlas, y este elevará el mundo (27).

 

Ya tras la puerta, pégate a la pared y avanza por el bordillo
(26) Ya tras la puerta, pégate a la pared y avanza por el bordillo

Mueve la manivela cercana a la estatua de Atlas, y este elevará el mundo
(27) Mueve la manivela cercana a la estatua de Atlas, y este elevará el mundo

Por la galería de la derecha hay unas escaleras que llevan a una zona elevada de la sala de la estatua. A la izquierda encontrarás un cofre con una PLUMA DE FÉNIX. Al otro lado, un par de arqueros y un cofre de experiencia. Y en medio, una palanca (28). Múevela, y la estatua dejará caer la bola del mundo y destruirá una puerta al fondo de la sala.

 

Mueve la palanca, y la estatua dejará caer la bola del mundo
(28) Mueve la palanca, y la estatua dejará caer la bola del mundo

Pasa por ella a un altar con un ataud y un libro. El libro indica que esta es la tumba del hijo del arquitecto del templo. Abre el cofre, salta sobre el cadáver y arranca su cabeza (29). Debajo del ataud aparecerá una escalerilla.

 

Abre el cofre, salta sobre el cadáver y arranca su cabeza
(29) Abre el cofre, salta sobre el cadáver y arranca su cabeza

Baja por ella y atraviesa un pasillo lleno de cadáveres (y con un cofre con magia), hasta que veas un vídeo en el que Kratos consagró su alma a Ares. Tras abrir otro cofre, sales a la sala de la Gema. Atraviesa el pasillo de las paredes con pinchos (ahora inactivas), y elimina a soldados que te salen al paso. Sal al pasillo circular y coloca la cabeza del hijo del arquitecto en el relieve del craneo (30). Este se moverá y te dejará acceso a un segundo pasillo circular.

 

Coloca la cabeza del hijo del arquitecto en el relieve del craneo
(30) Coloca la cabeza del hijo del arquitecto en el relieve del craneo

Este segundo anillo es recorrido por un gran rodillo, así que nada más poner un pie en él corre en dirección contraria hasta que veas unas escaleras a la izquierda de la imagen (31). Sube hasta una gran piscina, pero no te tires al agua: quédate donde estas, esperando para saltar sobre el rodillo cuando pase.

 

Nada más poner un pie en el pasillo corre en dirección contraria hasta que veas unas escaleras
(31) Nada más poner un pie en el pasillo corre en dirección contraria hasta que veas unas escaleras

Mantén el equlibrio andando en sentido contrario al giro del rodillo, hasta que veas una escalerilla a la derecha (32). Salta a ella y dos paneles del suelo de la sala se abrirán y el rodillo caerá dentro.

 

Mantén el equlibrio andando en sentido contrario al giro del rodillo
(32) Mantén el equlibrio andando en sentido contrario al giro del rodillo

Sube las escalerillas y salva la partida en el punto de guardado. Ya sólo te queda subir las escaleras y prepararte para un nuevo desafío.